Imagen de la Conferencia de Prensa de Pascual Cabrejas y Tumbao Habana. Foto: Arte por Excelencias

Imagen de la Conferencia de Prensa de Pascual Cabrejas y Tumbao Habana. Foto: Arte por Excelencias

Son 20 na’ ma’, el quinto fonograma de Pascualito Cabrejas y su Tumbao Habana, producido por las agencias Musicalia y Bis Music, de Artex, fue presentado en un encuentro con la prensa en el Centro Cultural Hangar, de Rancho Boyeros, próximo a la terminal 1 del Aeropuerto Internacional José Martí de la capital cubana, donde se informó además sobre un próximo concierto de la agrupación en el teatro Mella, el 23 de noviembre a las ocho y treinta de la noche.

Pascualito —quien tiene también la responsabilidad de dirigir artísticamente ese centro cultural de Artex—, en los agradecimientos incluidos en la portadilla del disco, expresa: «Este CD es un homenaje a uno de los más fieles del tumbao: a la memoria de Francisco Carbonell Rigores Panchín. En estos veinte años tenemos que seguir agradeciendo a los de siempre y a los que se han ido sumando en los últimos tiempos, siempre apoyando y creyendo en nuestra música. A todos, decirles: gracias».

El fonograma contiene once temas —titulados D’ campana a campana, El negrito del solar, Son 20 na’ ma’, Sabes bien, No te vayas, Lo que te pasó conmigo, Pa’ la rumba, Yo no me voy de La Habana, Volverte a ver, Y si tu novio y El feo o la dicha de los feos— de cinco autores, incluyendo al propio Pascualito.

«Este disco y todas las opiniones que recibo sobre mi obra son el motor impulsor de que uno siga haciendo lo que hace —expresó el músico a los periodistas presentes—. Acabamos de efectuar veintiséis presentaciones en Japón, en las que nos respaldaron bailarines de Estados Unidos y de Puerto Rico. Fue un espectáculo que enriqueció la carrera de la orquesta».

Más adelante se refirió a las diferencias entre las cuatro primeras grabaciones y esta nueva producción discográfica: «La primera es que no son los mismos cantantes, las nuevas voces les dan otro timbre a los temas. La segunda es la madurez: no son los mismos arreglos, no pensamos igual. Con este disco me di a la tarea de estudiar el changüí autóctono de Guantánamo, el nengón y el kiribá, para mezclarlos con el merengue haitiano. Personas conocedoras se me han acercado a decirme que está bueno eso, se lo debo al conocimiento de mis músicos. Los teclados ayudan mucho, además del sonido un tanto estrafalario del bajo, porque ayudan a cambiar el timbre. Desempolvar estos géneros y hacerlos bien bailables es lo que nos hace diferentes. De eso se trata, es la única forma de sembrar en los jóvenes el interés por una identidad que no podemos perder. Hay un pensamiento de Guillén que llevo mucho conmigo y que dice que mientras más nacionales seamos, más universales seremos».

Son 20 na’ ma’ cuenta con la producción musical y arreglos del propio Pascual Cabrejas y de Pedro Macías, y con grabación, mezcla y masterización del ingeniero Osvaldo Padrón González. Participan en calidad de invitados, como vocalistas, Waldo Mendoza, Emilio Fría, Tania Pantoja, Ángel Bonne y Abdel Rasalps Sotolongo El Lele. También acudieron al llamado de Pascualito Ronny López en los coros y Juan de la Cruz Cotó en el tres.

Arte por Excelencias preguntó en exclusiva a Pascualito sobre la importancia de que un disco como este aparezca en medio de las conmemoraciones por el aniversario 500 de La Habana. «Le debo una canción a los quinientos años de La Habana. Mientras tanto, realizar 20 na’ ma’ significa que estoy vivo, que tengo muchos deseos de seguir haciendo cosas que sean positivas y que la gente las califique como buenas, con la experiencia de estos veinte años de trabajo creador».

Fuente: Arte por Excelencias